Cuidá tu Glosba

¡Glosba tips!

Limpieza

Nos parece sumamente importante que sepas cómo limpiar los zapatitos para seguir conservándolos impecables, como el primer día.

Es muy fácil, no uses productos químicos en primera instancia, simplemente utilizá un trapo o esponja limpios, humedecidos en agua tibia, de ésta manera atraparás el polvo, la suciedad y otros restos.

Si es una mancha difícil, puedes utilizar jabón blanco (sin perfume) para evitar dejar resíduos químicos sobre el cuero que lo puedan deteriorar. Procura limpiar bien la superficie hasta que no queden rastros del jabón.

Por último dejar que la superficie se seque por completo antes de usar.

Un poco más sobre el cuidado del calzado... 

En caso de zapatillas tener el cuidado de aflojar los cordones antes de quitar el calzado del pie, de ésta manera evitamos un esfuerzo innecesario para quitarlos.

Procurar sacar el zapato siempre utilizando las manos y NO LOS PIES (si, lo aclaramos porque es común en los niños y niñas sacarse el calzado utilizando los mismos pies, pisando los talones y haciendo fuerza para arriba), no es un dato menor, de ésta manera el calzado no pierde la forma, no se tironean las costuras y no se despegan las suelas.

¡ASÍ NO!

Guardado

Conservarlos adecuadamente también ayudará a que siempren se vean como nuevos. Podés seguir utilizando la bolsa de tela donde vienen originalmente guardados (ideal para transportarlos) o bien la caja, lo importante siempre es que no estén apretados para conservar la forma original, más que nada en aquellos zapatos que tengan apliques artesanales como moños, etc.